LA PLACA BASE DE UN PC

La placa base o motherboard, término que se traduce en ocasiones de forma literal como placa madrenos permite interconectar los distintos componentes y periféricos del PC. Dispone de ranuras o slots para insertar los módulos de memoria RAM, la tarjeta gráfica, las unidades SSD y el resto de componentes. También dispone de un zócalo para insertar el procesador y de conectores externos para los periféricos como el ratón, el teclado, la impresora, los altavoces, la webcam, etc.

 

A continuación encontrarás todo lo que debes saber en relación a este componente: diagrama de bloques, chipset, puente norte, puente sur, PCH, el zócalo o socket, la BIOS, UEFI, EEPROM, CMOS, el factor de forma, ranuras de expansión, bahías de conexiones...

Placa base para PC, marca Asus, modelo ASRock Fatality X99

DIAGRAMA DE BLOQUES

DE LA PLACA BASE

Diagrama de bloques y comunicaciones placa base de un PC

 

En el centro del diagrama anterior vemos un componente fundamental de la placa base: el chipset. En sus orígenes (tal y como se ve en el diagrama) se componía de dos circuitos integrados llamados Puente Norte (North Bridge) y Puente Sur (South Bridge), que servían para interconectar la CPU con el resto de componentes de la placa. El Puente Norte conectaba la CPU con la memoria RAM y la tarjeta gráfica instalada en la ranura PCIe. Hace bastantes años que los fabricantes integran dicho Puente Norte en el propio procesador, por lo que en la actualidad las placas base sólo disponen de un circuito integrado llamado PCH (Plattform Controller Hub), que equivale al antiguo Puente Sur.

El PCH conecta la CPU con los componentes ubicados en las otras ranuras PCI, con los puertos SATA, puertos USB, teclado, ratón, BIOS, etc. El bus que conecta el PCH con el procesador ha de trabajar lo más rápido posible para no ralentizarlo, a pesar de que nunca llega a igualarlo en velocidad. Es por eso que los fabricantes hacen lo posible por reducir el retraso que introduce este bus. Este es el motivo por el que se ha integrado el Puente Norte en el procesador, para eliminar la limitación introducida por la inferior velocidad del bus de comunicación.

Placa base para PC marca Gigabyte, modelo Z97X Gaming

EL ZÓCALO O SOCKET DE

UNA PLACA BASE

 

El zócalo o socket es la zona de la placa base donde se instala físicamente el procesador. El socket de una placa base fija los tipos de procesadores que se pueden instalar en él, por lo que hay que asegurar muy bien su compatibilidad. Existen los siguientes tipos:

PGA (Pin Grid Array)

Es el tipo de socket más antiguo. Sólo dispone de los taladros pertinentes, los pines se encuentran en el procesador.

 

LGA (Land Grid Array)

Formato más moderno en el que los pines están en la placa base y en el procesador los contactos eléctricos.

 

BGA (Ball Grid Array)

Formato poco usual, utilizado cuando se desea soldar el procesador a la placa base, de manera que éste no se pueda sustituir con facilidad.

 

Algunos sockets habituales actualmente son el LGA 1151 (también conocido como socket H4) compatible con los procesadores Intel de 8ª y 9ª generación y el AM4, compatible con los procesadores Ryzen y Athlon de AMD. Los más recientes son los zócalos LGA 1200 para procesadores Intel de 10ª generación.

Placa base para PC marca Asus, modelo Rampage Extreme X99

Zócalo o socket

LA BIOS DE LA

PLACA BASE

 

La BIOS (Basic Input-Output System) es un programa incluido en la placa base (firmware) que se ejecuta justo después de que pulsemos el botón On de nuestro PC. Lo que hace es reconocer todos los dispositivos que hay conectados a la placa base, comprobar su estado de funcionamiento y configurarlos para que el Sistema Operativo pueda utilizarlos a continuación. Si la BIOS es incapaz de detectar un dispositivo, el Sistema Operativo no podrá usarlo.

La BIOS se encuentra compuesta por dos tipos de memorias:

EEPROM (Electrically Erasable Programmable Read-Only Memory): Es una memoria que no se borra nunca, y es donde se guarda el programa que se ejecuta cada vez que arrancamos el PC. Este programa es actualizable con versiones más recientes creadas por el fabricante (la temida actualización de la BIOS).

CMOS (Complementary Metal Oxide Semiconductor): esta memoria requiere de una pila para que los datos no se pierdan y almacena los datos que el usuario puede configurar desde el menú de la BIOS (la secuencia de arranque, por ejemplo).

Pila de la CMOS

Placa base para PC, marca MSI, military class

 

Desde hace unos años la BIOS ha evolucionado hasta llegar a conocerse como UEFI (Unified Extensible Firmware Interface), un estándar más avanzado y moderno. Aunque tanto el hardware como el funcionamiento de este nuevo firmware son muy similares a los de la BIOS, aporta las siguientes ventajas:

- Interfaz de configuración más moderna y amigable, permitiendo el uso del ratón y varios idiomas (impensable en las BIOS más antiguas).

- Tiempo de arranque y reinicio mucho más rápido

- Compatibilidad con dispositivos de almacenamiento de más de 2.2 TB

EL FACTOR DE FORMA

DE LA PLACA BASE

 

El factor de forma de una placa base determina el tamaño y orientación de la placa con respecto a la caja, el tipo de fuente de alimentación que se puede utilizar, la distribución de los dispositivos integrados en la placa y el número de ranuras de expansión disponibles. Gracias a la estandarización de los factores de forma, los fabricantes de torres han podido adaptar sus diseños para que se puedan acomodar en su interior placas bases con factores de forma diversos, llegando así a un mayor número de modelos.

Las medidas de los factores de forma de placas base más habituales disponibles en la actualidad son:

E-ATX: 305 mm x 330 mm

ATX: 305 mm x 244 mm

Mini ATX: 284 mm x 208 mm

Micro ATX: 244 mm x 244 mm

Mini ITX: 170 mm x 170 mm

Nano ITX: 120 mm x 120 mm

 

Consejo: Cuando compres una placa base comprueba que su factor de forma sea compatible con el de tu torre. Si tu torre es ATX y compras una placa base ATX no tendrás problemas. Si el factor de forma de tu caja es superior al de la placa base, tendrás que verificar si la caja es compatible con tamaños inferiores. Lógicamente, si el factor de forma de la caja es inferior al de la placa base la instalación es imposible (no cabe).

Ranuras de expansión

Bahías para módulos de memoria RAM

Conexión M.2

Conexiones SATA

Bahía de conexiones

 

Consejos: A la hora de seleccionar una placa base adecuada a tus necesidades, ten en cuenta los siguientes aspectos, además de lo ya comentado hasta ahora:

 

Ranuras de expansión: comprueba que la placa dispone de suficientes ranuras (slots) en las que conectar los componentes del equipo que tengas en mente, es decir, si quieres instalar una segunda tarjeta gráfica, una tarjeta de sonido y tal vez una de televisión, vigila que la placa disponga de las ranuras suficientes para tal fin.

 

Bahías para módulos de memoria RAM:  comprueba que la placa dispone de las bahías (slots) suficientes para instalar los módulos de memoria RAM que tengas pensado comprar (o que ya hayas comprado). Lo usual es que tenga cuatro bahías, pero hay placas que sólo tienen dos. Verifica que la placa admite tecnología Dual channel, ya que supone un incremento en el rendimiento del PC.

 

Conexiones SATA: comprueba que la placa dispone de suficientes conexiones SATA-III para los dispositivos que tengas pensado instalar: uno o varios discos duros, grabadora de DVD, unidades SSD con interfaz SATA-III, etc.

 

Conector M.2:  verifica que la placa dispone de al menos un conector M.2 con interfaz de comunicaciones PCI Express para poder instalar una unidad SSD NVMe. Mucho cuidado con los conectores M.2 con interfaz SATA-III: no incrementan la velocidad respecto a los SSD de 2.5” conectados con cable SATA.

Bahía de conexiones: elige una placa con una amplia bahía de conexiones para poder conectar cualquier periférico al PC mediante USB 2.x y USB 3.x.

 

Tarjeta gráfica y de sonido integrada: aunque es posible que nunca las utilices porque tengas tarjeta gráfica y de sonido externas a la placa, si éstas te fallan te vendrá muy bien disponer de un repuesto mientras solucionas el problema (lógicamente el rendimiento de la gráfica integrada será mucho menor y el sonido de la tarjeta de sonido integrada será peor, pero siempre es mejor que nada).

Conexión wifi integrada: si tu PC no tiene acceso cableado a tu red doméstica y vas a conectarte mediante wifi, lo mejor es que la placa base la lleve integrada y ya tienes un problema resuelto.

 

www.elmanitasdelpc.com

 

Si necesitas ayuda respecto a lo que acabas de leer o sobre cualquier otro tema relacionado con el ordenador, envíame un email a ventura_perez@hotmail.com y te ayudaré sin compromiso.