EL CUELLO DE BOTELLA O BOTTLENECK

 

El concepto “cuello de botella” se utiliza en muchos ámbitos de la vida, no sólo en relación con el ordenador. Por ejemplo, imaginemos una autovía de cuatro carriles que, de repente, se convierte en una con sólo dos: la fluidez del tráfico corresponderá a la vía de menor capacidad, por lo que podríamos decir que se están desaprovechando 2 de los 4 carriles de la vía de alta capacidad.

En comunicaciones, la velocidad de intercambio de datos entre dos puntos vendrá determinada por el tramo más lento, el cual irá al máximo de sus posibilidades mientras el resto de tramos verán cómo se desaprovecha su capacidad. Veámoslo gráficamente:

1.0.Cuellos de botella.png

 

En la imagen anterior se ve muy claro: desde el punto “C” al punto “X” el canal de comunicaciones permite una velocidad de 200 Mbps y desde el punto “X” al punto “h” el canal permite sólo 100 Mbps. Si “C” pretende conectarse con “h”, lo hará a 100 Mbps, la velocidad más baja de las dos. En este caso, el tramo “X-h” está haciendo de cuello de botella del tramo “C-X”.

 

Una vez aclarado el concepto, vamos a lo que nos interesa: los cuellos de botella en nuestro ordenador.

Posiblemente en alguna ocasión hayas pensado en hacer una inversión en tu PC para aumentar su rendimiento, pero no tienes claro cómo gastar el dinero para que el cambio sea lo más efectivo posible. Para asegurar esto, tienes que localizar el eslabón más débil, es decir, aquel componente que es el responsable directo de ralentizar tu ordenador cuando juegas, ves vídeos o trabajas. A este componente se le llama cuello de botella y es importante localizarlo para no tirar tu dinero literalmente a la basura. 

CPU / GPU

Cuando no podemos disfrutar de nuestro juego favorito porque nuestro PC no puede con él (bajos FPS, tirones, cuelgues, etc.) nos solemos hacer esta pregunta: ¿será culpa del procesador (CPU) o de la tarjeta gráfica (GPU)? ¿Es necesario cambiar el procesador por uno más potente o sería más efectivo comprar una tarjeta gráfica superior? Para responder a esta pregunta, te recomiendo que entres en la siguiente web:

Bottleneck Calculator - PC Builds (pc-builds.com)

Una vez dentro, te aparecen dos desplegables para que introduzcas el modelo de tu procesador y de tu tarjeta gráfica. Si no estás seguro, instala el programa gratuito CPU-Z: ejecutándolo podrás averiguar fácilmente ambos modelos:

DOWNLOADING CPU-Z_1.99-EN.EXE | CPUID

En mi caso tengo un Intel i7 9700K y una RTX 2060. Voy a introducir ambos modelos en la página y a ver qué ocurre (antes de introducir el modelo de tu CPU debes clicar en Intel o AMD y antes de introducir el modelo de tu gráfica debes clicar en AMD o NVIDIA). También tienes que introducir la cantidad de memoria RAM (si no te acuerdas, CPU-Z). En mi caso, una vez introducidos todos los datos, queda tal que así:

2.0.CPU-GPU.png

 

Ahora pulsa en “Calculate”. En mi caso obtengo lo siguiente:

2.1.CPU-GPU.png

 

Se observa que tengo un cuello de botella en mi GPU de un 2.93%, lo que quiere decir que podría aumentar ligeramente el rendimiento de mi PC cambiando la tarjeta gráfica por otra más potente. El valor ideal sería un cuello de botella del 0.0%, lo que querría decir que ambos componentes trabajan perfectamente juntos (es decir, ninguno frena al otro en ningún momento). 

Un 2.93% es un cuello de botella mínimo, por lo que en mi caso no merece la pena cambiar la gráfica.

 

Por defecto aparecen en pantalla los valores para Full HD (1080P): el cuello de botella aumenta si aumentamos la resolución a 1440P y aún más para 2160P/4K, pero esto es lógico, ya que el procesado requerido para resoluciones más altas es más intenso.

Si vamos más abajo, la web me recomienda tarjetas gráficas superiores a la que tengo y nos dice como quedaría el % de cuello de botella si nos la instalásemos:

2.2.CPU-GPU.png

 

Si sustituyo mi RTX 2060 por una RTX 2080 Ti, el cuello de botella sería del 0.5%, casi perfecto. Cuando el cuello de botella es inferior al 10%, la web considera que los dos equipos trabajan bien juntos y aparece en verde la frase que dice que la gráfica y el procesador introducidos trabajarán perfectamente en Full HD:

“Graphic card and processor will work great together in 1080p resolution”

Veamos un caso en el que el cuello de botella es superior al 10%. El ordenador de mi hijo lleva un Intel i7 8700K y una NVIDIA 1050 0C. Ya intuimos que el valor será peor, ya que el procesador es sólo algo inferior al mío (generación 8 contra generación 9) pero en cambio la gráfica es sensiblemente más débil. Si introduzco estos dos equipos en la web, obtengo esto:

2.3.CPU-GPU.png

 

Vemos que el cuello de botella en la GPU es del 12.54% y que aparece la frase en rojo que dice en inglés que la gráfica es demasiado débil para el procesador:

“Your graphic card es too weak for this processor on 1080p resolution”

En este caso, sustituir la gráfica por una más potente es una inversión interesante y notaríamos bastante mejora tras el cambio.

Para terminar, veamos un caso de cuello de botella muy acusado, esta vez en el procesador. El ordenador de un amigo de mi hijo equipa un Intel i3 de generación 5 y una NVIDIA 1050 OC. Veamos los resultados introduciendo estos equipos en la web anterior:

2.4.CPU-GPU.png

 

En esta ocasión el cuello de botella es casi del 40% y está provocado por el procesador. El beneficio de sustituir el procesador por uno más potente sería espectacular, ya que la gráfica está trabajando muy por debajo de sus capacidades.

EL DISCO DURO O HDD

Los juegos cada vez ocupan más espacio (hasta 100 GB) lo que hace que sea imposible cargar en la memoria RAM todos los datos necesarios. Es decir, mientras estamos jugando se producirán forzosamente algunas lecturas directas del disco duro. Dependiendo del juego, la velocidad de transmisión habitual de un HDD de 5400 rpm (unos 100 MB/s), puede no ser suficiente y hacer que se produzcan cortes e interrupciones mientras jugamos. Una posible solución es cambiar el HDD por otro de 7200 rpm, lo que haría que la tasa de transferencia ascendiese a unos 200 MB/s. Si quieres asegurarte de que el disco duro no haga de cuello de botella cuando juegues, lo mejor es que instales el juego en una unidad de estado sólido o SSD. Su tasa de trasferencia es muy superior (alrededor de 400 MB/s si dispone de interfaz SATA III y más de 2000 MB/s si es del tipo NVMe).

Otro motivo por el que el HDD da problemas durante el juego es si está defectuoso. En este caso, te recomiendo que lo cambies cuanto antes y lo sustituyas, para evitar males mayores y pérdida de información. Para saber en unos minutos si tu HDD tiene sectores defectuosos y necesita de un cambio urgente, haz clic aquí.

LA MEMORIA RAM

La memoria RAM no acostumbra a generar cuellos de botella a no ser que tengas menos de 8 GB, los cuales suelen ser suficientes para la mayoría de aplicaciones. En cualquier caso, parece que el estándar a instalar en ordenadores nuevos son 16 GB, cantidad que descarta cualquier problema en tu PC relacionado con la escasez de memoria RAM.

 

La velocidad de la memoria no suele ser determinante, a no ser que estés aprovechando una memoria muy antigua y su velocidad sea muy inferior a la que permite la placa base y el procesador. Cuando la memoria RAM es escasa, ya sea porque tenemos menos cantidad de la requerida o porque tenemos gran cantidad de programas abiertos, se producen tirones temporales, retrasos en la representación de texturas y todo tipo de efectos desagradables que empobrecen la experiencia gaming.

OTRAS FORMAS DE LOCALIZAR EL PROBLEMA O CUELLO DE BOTELLA

Para analizar si es el procesador o la gráfica el que hace de cuello de botella disponemos de una web que nos orienta rápidamente y nos permite comprobar si existe un desequilibrio o no. En cambio, si el problema lo tenemos en la RAM, el HDD u otro sitio ya no es tan evidente. Para intentar averiguar por tu cuenta y sin ayuda de ninguna web si existe un cuello de botella, te recomiendo que abras el administrador de tareas (CTRL+ALT+SUPR + “Administrador de tareas”) con lo que te aparecerá la ventana siguiente, en la que sólo nos interesa la pestaña "Rendimiento":

3.0.Administrador de tareas.png
3.1.Administrador de tareas.png

 

Aquí vemos el % de uso de CPU, memoria, discos, red y tarjeta gráfica durante los últimos 60 segundos (por defecto). Nos fijaremos principalmente en el HDD y en la RAM, aunque no está de más echarle un vistazo al resto de componentes. Seleccionaremos un intervalo de tiempo más largo, para disponer de más datos y poder hacer una evaluación mejor. Para ello en el menú superior elige ”Vista/Velocidad de actualización/Baja”:

3.2.Administrador de tareas.png

 

Ahora, minimiza el administrador sin cerrarlo y ejecuta el juego o programa que te esté dando la lata durante unos minutos hasta que el problema se reproduzca. Cuando ocurra, ves al administrador de tareas y mira los % de disco duro, memoria y el resto: si alguno está al 100% o muy cerca del 100% de forma muy continuada (un pico es normal, no lo tengas en cuenta) es probable que se trate del cuello de botella que estás buscando en tu PC.

TEMPERATURAS ELEVADAS Y PÉRDIDA DE RENDIMIENTO

Los componentes electrónicos tienen un funcionamiento óptimo cuando su temperatura es baja. Dicho de otra forma: si el procesador se calienta excesivamente, rinde menos. Del mismo modo le ocurre a la tarjeta gráfica y a cualquier otro componente, por lo que es vital mantener el interior de la torre a la menor temperatura posible. Si sospechas que estás teniendo un problema con las altas temperaturas, entra en el siguiente link de esta misma web para poder solucionarlo:

5.4 El ordenador se calienta mucho | El manitas del PC

 

bootleneck.jpg

¿Te gusta la web?

Dame tu opinión dejando una reseña en Google mediante el siguiente link:

https://g.page/r/CTJmMMNSXDVhEAg/review

www.elmanitasdelpc.com