top of page

EL TECLADO DEL PC: DE MEMBRANA O MECÁNICO, CON CABLE O INALÁMBRICO

 

El teclado es un periférico de entrada que nos permite introducir texto y órdenes al PC, además de muchas otras funciones que no pueden estar integradas en el ratón

A continuación encontrarás todo lo que debes saber para comprar el mejor teclado:

1. Orígenes del teclado

2. El teclado QWERTY

3. Con cable o inalámbrico

4. Teclado de membrana o mecánico

1. ORÍGENES DEL TECLADO

El teclado está inspirado en las antiguas máquinas de escribir, aunque con un recorrido de la pulsación mucho más corto y un peso y altura también mucho menores. Los teclados transmiten hasta el PC los caracteres que pulsamos a un procesador de textos para poder imprimirlo una vez está terminado y sin errores. Esto no era así cuando se utilizaba la máquina de escribir.

Yo aún conservo la que utilicé para aprender mecanografía (saber teclear sin mirar las teclas) hace bastantes años. Elaborar un informe con una máquina de escribir era mucho más delicado que con un ordenador. Al pulsar cada tecla se activaba un tipo con el relieve correspondiente a cada letra, el cual golpeaba sobre una cinta impregnada en tinta, la cual se transmitía al papel.

Cuando cometías un error, tenías que retroceder, desactivar la cinta de color negro, insertar un papel de color blanco (el tippex que conocemos pero en papel) y volver a pulsar la misma tecla, con lo que el error quedaba más o menos disimulado. Si escribías demasiado rápido se enganchaban unos tipos con otros y tenías que desengancharlos manualmente. La cinta negra había que cambiarla de vez en cuando e incluso desenrollarla. Todo muy manual todo como puedes ver.

Máquina de escribir Olivetti Studio 46 con teclado QZERTY | El manitas del PC

Tipos con las letras en relieve

Cinta de color negro 

Distribución QZERTY

2. EL TECLADO QWERTY

La distribución de los caracteres en el teclado del PC se ha mantenido igual a las antiguas máquinas de escribir. Dicha distribución se conoce como teclado QWERTY, y no es aleatoria. Se pensó y diseñó en 1868 y su nombre proviene de las 6 primeras letras de la fila que hay debajo de la fila numérica.

La idea era conseguir que las personas encargadas de mecanografiar pudiesen teclear más rápido al maximizar el uso de ambas manos en la mayoría de palabras. Además, el diseño separaba los tipos de las letras más usadas para que no se engancharan los unos con los otros.

Para colocar las manos correctamente sobre los teclados actuales, deben colocarse los dedos índice sobre la letra “F” y la “J”. Si te fijas, estas dos teclas tienen un pequeño relieve que permite al mecanógrafo saber que tiene los dedos en la posición correcta. Esta distribución de letras se trasladó a los teclados de PC para que todos aquellos que sabían mecanografiar no tuvieran que memorizar nuevamente el teclado.

 

Existen distintas versiones del teclado QWERTY en función del idioma. Por ejemplo, en Alemania intercambian la “Y” por la “Z” (teclado QZERTY, ver imagen anterior) y en España se agrega la “Ñ” al lado de la “L”.

No está de más que te asegures de que el teclado que estás comprando disponga de “Ñ”. A veces nos dejamos llevar por el resto de características y nos olvidamos de este detalle.

3. CON CABLE O INALÁMBRICO

 

Los primeros teclados para ordenador disponían de cable para enviar la información al ordenador, pero con el tiempo empezaron a aparecer teclados inalámbricos. Hoy día el mercado está dividido, vamos a ver las ventajas y desventajas de ambos.

3.1 TECLADOS CON CABLE

 

Los teclados con cable se conectan a un puerto USB de la placa base, lo cual permite conexión y desconexión en caliente y compatibilidad con cualquier sistema operativo (esto no era así con los antiguos conectores PS/2, ya desaparecidos). Esta conexión es 100% fiable y no existe retardo entre nuestras acciones sobre el teclado y las respuestas en el PC.

Como la mayoría de dispositivos conectados por USB al PC, no requiere de alimentación adicional, por lo que no debes preocuparte de cambiar las pilas. El único inconveniente es que tenemos el cable por encima de la mesa.

3.2 TECLADOS INALÁMBRICOS

Los teclados inalámbricos se comunican con el PC mediante una antena receptora que se inserta en un puerto USB del PC, consiguiendo así suprimir el cable. Esta mejora estética lleva consigo algún que otro inconveniente, ya que la fiabilidad de la conexión se reduce respecto al teclado con cable, que es un medio de transporte de información más robusto y seguro que el aire.

A pesar de que los modelos más recientes han mejorado mucho, la comunicación de los teclados inalámbricos siempre tiene algo de retardo, lo cual es inaceptable para los gamers, sobre todo los amantes de los shooters. El motivo es que cualquier retardo puede marcar la diferencia entre ganar o perder la partida.

Fuera del ámbito de los juegos, el retardo introducido no es apreciable, por lo que no representa un problema. Otro inconveniente de los teclados inalámbricos es que, lógicamente, se le agotan las pilas. Nuevamente esto es un problema para los apasionados de los juegos, ya que siempre se agotan en el mejor momento de la partida. Para terminar con los inconvenientes, los modelos sin cable son más caros.

Resumiendo, cómprate un teclado con cable, ya que iguala o supera al inalámbrico en todos los aspectos excepto en el estético:

- Son más baratos

- Nunca se quedan sin batería

- La comunicación es 100% segura y sin retrasos

4. TECLADO DE MEMBRANA O MECÁNICO

Existen dos tipos de teclados con distinto mecanismo de pulsación debajo de cada tecla: de membrana y mecánicos. Veamos cuáles son sus características y las ventajas e inconvenientes de ambos.

4.1 TECLADOS DE MEMBRANA

Son los teclados más habituales y económicos, los cuales llevan una membrana flexible bajo las teclas. Para que la pulsación sea efectiva se hace necesario que la tecla baje al 100%, ya que no existe retroalimentación táctil. Dicho de otra forma: la única manera de estar seguros de que hemos pulsado correctamente la tecla es bajarla al máximo, por lo que son teclados con un tacto bastante duro.

Esto no afecta apenas a los usuarios que escriben con dos dedos y mirando el teclado, pero sí afecta a los mecanógrafos, sobre todo cuando intentan escribir a gran velocidad. La necesidad de tener que pulsar a fondo cada tecla limita la velocidad máxima de tecleo.

Por otro lado, los teclados de membrana tienen una durabilidad unas 5 veces inferior a la de los teclados mecánicos, pero al ser su precio también unas 5 veces inferior (10€ la gama más baja de membrana y 50€ la gama más baja de mecánicos) no es un factor a tener en cuenta.

Otro detalle asociado al mecanismo de membrana es que las teclas no son desmontables, lo que dificulta una hipotética limpieza. De todos modos, no parece que sea un factor que aleje al comprador de los teclados de membrana.

La principal y más clara ventaja de estos teclados frente a los mecánicos es que son mucho más silenciosos, y lo digo por experiencia (he tenido de ambos tipos). Además, son más ligeros e incluso los hay resistentes a derrames de líquidos, como el Logitech G213 Prodigy, que es el que tenemos en casi todos los ordenadores de la familia.

4.2 TECLADOS MECÁNICOS

 

Los teclados mecánicos, más exclusivos que los de membrana, llevan un interruptor o switch debajo de cada tecla. Dependiendo del tipo de switch, se obtiene una sensación táctil, una velocidad de respuesta y un sonido del clic diferente. Estos teclados permiten a los mecanógrafos teclear más rápido gracias a esta mejor retroalimentación táctil.

Hay muchos tipos de interruptores, aunque los más conocidos son los Cherry MX, consistente en un resorte, un vástago y dos contactos metálicos. Dentro de la serie Cherry MX existen muchos tipos diferentes (Red, Black, Brown, Blue, Clear, Silent Red, Silent Black, Speed Silver...), los cuales se diferencian por la fuerza necesaria para pulsarlos, el chasquido del clic, el punto de activación y el punto de liberación de la pulsación.

Una de las características que gusta a algunos gamers que adquieren este tipo de teclados es la posibilidad de desmontar y cambiar las teclas para personalizarlo, lo cual también permite limpiarlo a fondo. Por el contrario, esta opción confiere cierta fragilidad a las teclas, las cuales pueden llegar a romperse en casos extremos.

Su durabilidad y precio son mayores que en el caso de los teclados de membrana, como ya hemos comentado anteriormente. Otra de las diferencias es que son bastante más pesados, aunque no parece un gran problema ya que el teclado de un PC de sobremesa no está pensado para transportarlo. También son más altos, lo que puede generar tensión si no se usa el reposamuñecas adecuado.

Su principal inconveniente es el ruido que genera al teclear: por muy flojo que intentes pulsar, molestarás a un compañero que esté trabajando a tu lado. Si escribes a toda velocidad (que es uno de los motivos por los que uno se compra este tipo de teclado) los decibelios se disparan.

En mi opinión, la mejor opción es un buen teclado de membrana como el Logitech G213 Prodigy, aunque contra gustos no hay nada escrito. Yo me compré un teclado mecánico para poder escribir más rápido (escribo sin mirar el teclado) y lo vendí porque el ruido era muy molesto.

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a mi blog pulsando el botón que tienes debajo.

Te llegará un email sólo cuando publique una nueva entrada, nada de publicidad.

bottom of page