LA IMPRESORA MULTIFUNCIÓN

La impresora multifunción o multifunción a secas, es un periférico básico en entornos de oficina gracias a sus diversas posibilidades. Por otro lado, y gracias a que su precio ha bajado mucho, es un equipo que está pasando a ser muy habitual entre los periféricos domésticos. 

 

A continuación encontrarás todo lo que debes saber en relación a este periférico: impresión de tinta o láser, impresión de documentos o de fotos, velocidad y resolución de impresión, ADF, velocidad y resolución de escaneado, profundidad de color, velocidad y resolución de copia, interfaz de comunicaciones, puerto USB 2.0, wifi, wifi direct, compatibilidad con Google Cloud Print, Apple AirPrint...

Impresora multifunción marca HP, modelo Officejet Pro 8600

 

LA IMPRESORA

La impresión es la función más importante de una multifunción. Las características más importantes que diferencian unas impresoras de otras son las siguientes:

 

TINTA O LASER: Antes de entrar en otres aspectos, debes decidir si te conviene más una impresora de inyección de tinta o una impresora láser. Para ello debes priorizar cuál de las siguientes ventajas e inconvenientes pesa más y decidir en consecuencia:

 

a) Coste inicial: la multifunción con impresora de tinta es bastante más barata que la que incorpora impresión láser. Si se trata de una impresora láser en color el equipo aún se encarece más.

 

b) Coste de mantenimiento: a pesar de que un tóner es más caro que un cartucho de tinta, el coste por hoja es menor para la impresión láser. En cualquier caso, para que este factor tenga peso tenemos que imprimir mucho, si imprimes de forma ocasional siempre es más adecuada una multifunción con inyección de tinta.

 

c) Documentos o fotos: la impresora láser es mejor imprimiendo documentos (más rápido, letras más nítidas, no requiere secado) y la impresora de tinta consigue fotografías con más calidad (la combinación de las tintas ofrece un espacio de color mucho más amplio y rico que el que dan los tóner de color).

 

d) Espacio disponible: los modelos láser son más voluminosos y ocupan más espacio que los modelos de inyección de tinta.

 

Consejos:

 

-Teniendo en cuenta que la tendencia habitual es reducir papel y manejar cada vez más documentación en formato digital, no sale a cuenta tener una impresora láser en casa, incluso aunque tengas presupuesto y espacio suficiente. Lo mejor es que elijas una multifunción que utilice inyección de tinta, a no ser que tu volumen de impresión sea muy alto. 

-Es muy importante que el cabezal de impresión esté integrado en el propio cartucho de tinta. De esta forma si se te llega a secar por falta de uso, no tienes más que sustituirlo. Si se seca el cabezal y éste está integrado en la impresora, es posible que la única solución sea comprar una nueva.

 

Velocidad de impresión

Se mide en páginas por minuto (ppm) y, a pesar de que no es un parámetro fundamental, no está de más tenerlo en cuenta. Un valor aceptable serían unas 10 ppm en blanco y negro, tamaño A4, aunque hay modelos muy asequibles que llegan a más de 30 ppm. El fabricante también da la velocidad de impresión en color (suele ser la mitad) pero no es tan importante ya que las páginas en blanco y negro suelen ser mayoría.

 

Resolución de impresión

Se mide en puntos por pulgada (ppp) o su equivalente en inglés dots per inch (DPI) y nos da una idea de la calidad del documento final. Cuanto más alto sea este valor más nitidez tendrán las fotos y documentos impresos. Actualmente cualquier impresora alcanza una resolución de impresión en color máxima de 4800 x 1200 ppp, más que suficiente para cualquier aplicación.

 

Impresión a doble cara

Si acostumbras imprimir a doble cara, no te olvides de esta opción. A veces nos centramos en revisar bien otras características y no advertimos que el modelo que estamos comprando no la lleva. Algunos fabricantes incluyen en sus especificaciones la posibilidad de impresión a doble cara “manual”, que es muy poco práctica ya que tenemos que ir girando manualmente las hojas una a una.

 

Tamaño del papel

Lo habitual suele ser imprimir en A4, pero tal vez te pueda interesar adquirir una impresora que pueda imprimir en A3. Los inconvenientes son que se incrementa el precio y el tamaño del equipo.

EL ESCÁNER

El escáner nos permite digitalizar documentos o fotografías que tenemos en papel, para poder almacenarlas en el disco duro, enviarlas por email, etc. Podríamos decir que hace la función inversa de la impresora. Las características más importantes que diferencian unos escáneres de otros son las siguientes:

ADF (Automatic Document Feed)

Un escáner con esta característica dispone de alimentador automático de documentos (abreviado a veces como AAD), opción clave cuando se escanean documentos de grandes dimensiones. Las impresoras multifunción con esta opción son de precio más elevado, pero vale la pena la inversión si de vez en cuando tenemos que digitalizar documentos medianamente grandes.

Velocidad de escaneo

Este parámetro solo tiene sentido para multifunciones con ADF. Se mide en páginas por minuto (ppm) o en imágenes por minuto (ipm) y, a pesar de que no es un parámetro fundamental, no está de más tenerlo en cuenta.

 

Consejo: Si te decantas por un escáner con ADF, busca uno cuya velocidad de escaneo sea al menos de 10 ppm.

 

Resolución de escaneo

Se mide en puntos por pulgada (ppp) o su equivalente en inglés dots per inch (DPI) y nos da una idea de la calidad del documento digitalizado. El fabricante suele dar dos valores: la resolución óptica (o resolución hardware) y la resolución máxima o interpolada. A la hora de comparar los escáneres de dos impresoras multifunción sólo nos fijaremos en la resolución óptica, la interpolada no nos dice nada respecto a la calidad del escaneo.

 

Consejo: Elige un escáner que tenga como mínimo una resolución óptica de 1200 x 1200 ppp.

 

Profundidad de color

La profundidad de color son la cantidad de bits utilizados para codificar el color de cada punto escaneado (ver sección dedicada en la página de la pantalla en esta misma web).

 

Consejo: 24 bits de color es la profundidad idónea para un escáner, de esta forma la gama de colores del documento escaneado es similar a la de cualquier pantalla. El problema es que muchos fabricantes no ofrecen el dato para sus productos, por lo que es posible que no podamos ponerlo en la balanza para decidir entre dos multifunciones.

 

Formato de archivo soportados

Son los tipos de archivo que nos ofrece el escáner para digitalizar y guardar la documentación que tenemos en papel.

Consejo: Comprobaremos que el escáner permite guardar los documentos digitalizados en formato pdf y las fotografías digitalizadas como mínimo en formato jpg, png, bmp y tiff.

Tecnología de escaneado

Existen dos tipos de escáneres, los que se basan en la tecnología CIS (Contact Image Sensor) y los que utilizan la tecnología CCD (Charge-Coupled Devices). Los CIS consumen menos energía y son menos voluminosos, pero la calidad de escaneado es inferior a la de los CCD.

LA COPIADORA

La opción de copiado está disponible en la mayoría de multifunciones, incluso en los modelos más económicos, aunque algún fabricante no la incluye entre las opciones de sus equipos. Vamos a ver los parámetros a los que debes prestar más atención:

Velocidad de la copia

Se mide en cpm (copias por minuto) y muchos fabricantes no ofrecen este dato. Oscila entre 4 y más de 30 cpm en función del modelo y, lógicamente, del precio.

 

Ampliación y reducción de la copia

Una opción muy útil es poder sacar copias reducidas o ampliadas desde un 25% hasta un 400% del tamaño del documento original.

 

Resolución de la copia

Se mide en puntos por pulgada (ppp) y siempre será inferior a la de un documento escaneado o impreso por la misma multifunción. Un valor correcto sería una resolución de 600 x 600 ppp.

Impresora multifunción marca Brother, modelo MFC-L2700DW

OTRAS CARACTERÍSTICAS

Interfaz de comunicaciones

Comprobaremos que la multifunción dispone de puerto USB 2.0 o superior para conectar con la placa base, wifi, wifi direct (poder imprimir sin estar conectados a la red local) y compatibilidad con tecnologías de impresión desde un móvil (Google Cloud Print, Apple AirPrint, HP ePrint, Epson Connect, Mopria Print Service, etc.) Si el trabajo de la multifunción va a ser intenso, es bueno que también disponga de conexión mediante cable ethernet a la red local, aunque este detalle encarecerá notablemente el equipo.

 

Pantalla LCD

Disponer de una pantalla de unas 6” puede permitirnos hacer ciertas tareas sin depender del PC o del móvil. Por ejemplo, es posible insertar una tarjeta de memoria e imprimir las fotos directamente.

 

OKI-MC363.jpg

Si no te ha quedado claro alguno de los conceptos, dudas entre dos impresoras multifunción o sencillamente no sabes por donde empezar, contacta conmigo a través del chat o mediante Facebook y te ayudaré sin compromiso.