EL RATÓN DEL PC

El ratón o mouse es un periférico fundamental que nos permite dar órdenes a nuestro PC de forma intuitiva y sin necesidad de saber nada de informática ni de programación. Atrás quedan los ordenadores y sistemas operativos que requerían de la introducción de comandos para realizar cualquier tarea tan simple como copiar un archivo de una carpeta a otra. 

 

A continuación encontrarás todo lo que debes saber en relación a este periférico: ergonomía, con cable o inalámbricos, con sensor led o láser, los DPI y la velocidad del puntero, precisión del puntero, frecuencia de muestreo...

Ratón para PC, marca Logitech, modelo G502 Hero

ERGONOMÍA DEL RATÓN

A la hora de elegir un ratón tenemos que tener en cuenta que unos están pensados para manos grandes y otros para manos pequeñas. Cuanto mejor se adapte a nuestra mano y a nuestro estilo cogiendo el ratón, más relajado tendremos todo el brazo. Si el ratón es demasiado pequeño tendremos que arquear los dedos para pulsar, lo cual generará tensiones añadidas. Si el ratón es demasiado grande el brazo se puede quedar ligeramente suspendido en el aire o incluso la muñeca en posición forzada, lo cual también generaría tensiones.

 

Un peso intermedio también es interesante para conseguir una mejor precisión con el puntero, así como una alfombrilla suficientemente grande y del material apropiado para deslizar el ratón de forma suave y cómoda, reduciendo así la fatiga tras varias horas de uso.

Consejo: antes de comprar un ratón, es bueno que hayas podido ponerle la mano encima y haberlo probado, es la única forma de saber si realmente es adecuado para ti o no.

Ratón gaming para PC, marca Razer, modelo Naga

Ratón para juegos MMORPG con 12 botones en el lateral

CONECTIVIDAD DEL RATÓN

Existen ratones con cable y sin cable. Veamos las ventajas y desventajas de ambos:

 

CON CABLE

Se conectan mediante cable a un puerto USB de la placa base. La conexión es 100% fiable y nunca se aprecia retardo entre nuestras acciones sobre el ratón y las respuestas en el PC. No tendremos que preocuparnos de recargar la batería o cambiar las pilas, ya que obtiene su energía a través del mismo cable por el que envía los datos al PC. Además, son de menor precio que los inalámbricos equivalentes. El único inconveniente que tienen es que siempre habrá un cable más encima de la mesa.

INALÁMBRICOS

Se conectan mediante una antena receptora que se inserta en un puerto USB la cual capta la señal de radiofrecuencia enviada por el ratón, evitando de esta forma la necesidad del cable. Por otro lado la conexión no es 100% fiable, fallando de vez en cuando y generándose un pequeño retardo entre nuestras acciones sobre el ratón y las respuestas en el PC. Es cierto que los modelos más avanzados han mejorado mucho en ambos aspectos, pero no son prácticamente instantáneos como los que llevan cable. Estos aspecto hacen que muy pocos gamers usen ratón inalámbrico: el retardo puede marcar la diferencia entre ganar o perder la partida. Otro inconveniente es que requiere sustituir las pilas o recargar la batería cada cierto tiempo, problema añadido para los aficionados a los juegos, ya que se suelen agotar en el peor de los momentos posibles. Para terminar con los inconvenientes, son más caros que sus equivalentes con cable.

Consejo: Si te molestan mucho los cables, no eres un gamer y no te importa gastarte unos euros de más, elige un ratón inalámbrico. En el resto de casos, mejor con cable.

TIPOS DE SENSOR DEL RATÓN

Los ratones actuales equipan dos tipos de sensores: LED (más conocido como óptico) o láser:

SENSOR LED / ÓPTICO

El funcionamiento de un ratón óptico se basa en la emisión constante de luz led sobre la superficie donde se mueve el ratón y en una cámara que hace cientos de fotografías por segundo. El ratón procesa las imágenes captadas por la cámara y de ellas deduce en qué dirección se está moviendo. Esto hace que los ratones ópticos requieran una superficie opaca y sin brillos para funcionar perfectamente: no funcionan bien sobre cristal y tampoco en una superficie brillante (lámina de plástico por ejemplo) sobre una mesa opaca. Una vez elegida una superficie adecuada el ratón funcionará a la perfección, incluso si lo deslizamos a toda velocidad, con una probabilidad de error muy baja y una alta precisión.

SENSOR LÁSER

Como su nombre indica, estos ratones utilizan un sensor láser para escanear la superficie y detectar el movimiento. Una de las diferencias del sensor láser frente al óptico es que tiene más resolución, es decir, es sensible a desplazamientos mucho más pequeños. Estos ratones se pueden utilizar en casi cualquier superficie plana, algunos modelos incluso sobre cristal transparente. La principal desventaja de estos ratones la encontramos cuando movemos muy rápidamente el ratón: algunas partes de la superficie quedan sin ser escaneadas, lo que produce algún que otro error de más respecto a los ratones equipados con sensor óptico. Se puede afirmar que su elevadísima resolución se traduce en una desventaja práctica respecto a los ratones ópticos.

 

Consejo: te recomiendo que te decantes por un ratón óptico, yo tengo el Logitech G502 Hero y va fenomenal.

Ratón gaming para PC, marca CM Storm, modelo Inferno

LOS DPI Y LA VELOCIDAD DEL PUNTERO

Los DPI (Dots per Inch) nos indican la proporcionalidad que existe entre la distancia que recorre el ratón sobre la alfombrilla y la que a su vez recorre el puntero en pantalla. Cuanto más alto sea el valor de DPI mayor distancia recorrerá el puntero en pantalla para el mismo movimiento del ratón.

 

Existen ratones con unos DPI fijos no configurables (800, 1000, 1200, 1600 y hasta 4800 DPI) y ratones para los que se pueden configurar los DPI dentro de un rango determinado (disponen de una aplicación y controladores propios, llegando hasta 16000 DPI).

Si el ratón está ajustado con un valor de DPI muy alto, se hace complicado posicionar el puntero con precisión en una zona concreta de la pantalla, ya que el ratón amplifica en exceso el movimiento que hacemos sobre la alfombrilla y nos pasamos de largo del objetivo con facilidad. Si el ratón está ajustado con un valor de DPI muy bajo tendremos que mover mucho el ratón para desplazar el puntero de un extremo a otro de la pantalla, lo que se hace muy incómodo, aparte de que necesitaríamos una alfombrilla enorme.

 

El valor óptimo de DPI depende de muchos factores: si estamos jugando o trabajando, del modelo de ratón, de la resolución y tamaño de la pantalla, del tamaño y material de la alfombrilla y de los parámetros que tengamos en la configuración del ratón en Windows. Vamos a ver este último con más detalle para Windows 10:

 

Si entramos en el "Panel de Control", seleccionamos el "Mouse" y clicamos sobre “Opciones de puntero”, nos aparece la siguiente ventana:

Se observa el control deslizante "Seleccione la velocidad del puntero" y la opción de “Mejorar la precisión del puntero”. Ambas opciones actúan de filtro sobre las señales que el PC recibe del ratón, de la siguiente forma:

 

"Mejorar la precisión del puntero": Cuando activamos esta opción, la distancia recorrida por el puntero en pantalla depende de la aceleración con la que movamos el ratón. Es decir, si hacemos un movimiento rápido con el ratón, el puntero recorrerá más distancia en pantalla que si hacemos exactamente el mismo movimiento pero más lento. En cambio, si no lo tenemos activado, el puntero recorrerá la misma distancia en pantalla para el mismo movimiento del ratón, independientemente de lo rápido o lo lento que lo movamos.

Consejo: Para un uso normal de ofimática, esta opción puede resultar beneficiosa, pero para jugar es mejor tenerlo desactivado y que Windows no filtre la señal que viene del ratón en función de la aceleración.

 

"Seleccione la velocidad del puntero": si deslizamos el control hacia la izquierda el puntero se deslizará una distancia más pequeña en pantalla y si movemos el control hacia la derecha el puntero hará un desplazamiento mayor para el mismo movimiento del ratón sobre la alfombrilla. La clave aquí es darse cuenta de que mover este cursor no implica cambiar los DPI del ratón. Lo que hace Windows es modificar la resolución del puntero.

 

Para comprender este concepto, imaginemos una pantalla Full HD que tiene 1920 x 1080 píxeles. Podemos pensar que cuando movemos el ratón el puntero va pasando por todos los píxeles que encuentra por el camino, pero esto no es así: el ratón tiene unos píxeles “permitidos” que forman una rejilla más o menos tupida en función de cómo ajustemos la velocidad del puntero:

-Si aumentamos la velocidad del puntero, Windows aumenta la distancia entre los píxeles “permitidos”, generando una rejilla más abierta. La consecuencia es que se pierde resolución, ya que hay más píxeles en los que no podremos posicionar el puntero.

-Si reducimos la velocidad del puntero, Windows reduce la distancia entre los píxeles “permitidos”, generando una rejilla más tupida. La consecuencia es que se gana resolución, ya que podremos posicionar el puntero en un mayor número de píxeles.

Consejo: Si tu ratón no tiene controladores propios (tiene los DPI fijos), ajusta la velocidad del puntero que te sea más cómoda. Si en cambio dispones de controladores y ajuste de DPI en tu ratón, ajusta la velocidad de puntero mínima que te permita jugar y trabajar cómodamente (obviamente tendrás que subir los DPI configurados en tu ratón). De esta forma tendrás la máxima resolución posible en pantalla para tu puntero.

Ratón gaming para PC, marca Reddragon, modelo M607

FRECUENCIA DE ACTUALIZACIÓN

DEL RATÓN

 

La frecuencia de actualización o de muestreo es la frecuencia con la que el ratón envía al PC su nueva posición para que actualice la posición del puntero en pantalla. Dicha frecuencia se mide en hercios (Hz) y sólo es ajustable en ratones con controlador propio. Por otro lado, es un parámetro que sólo tiene importancia para los gamers, en el resto de ámbitos cualquier frecuencia de actualización que venga configurada por defecto será adecuada. Lo ideal es configurarla en el valor más alto posible, que acostumbra a ser 1000 Hz.

Ratones para PC, marca Thermaltake, modelo 10M

 

 

Si no te ha quedado claro alguno de los conceptos, dudas entre dos ratones o sencillamente no sabes por donde empezar, contacta conmigo a través del chat o mediante Facebook y te ayudaré sin compromiso.