CÓMO REINSTALAR WINDOWS 10

 

Si has llegado hasta aquí es porque tu ordenador no funciona correctamente: va muy lento, se cuelga con frecuencia, aparecen pantallazos azules, etc. Voy a explicarte paso a paso y con todo detalle qué tienes que hacer para resucitar tu ordenador sin tener que ser un experto en informática.

Antes de empezar, debo comentarte que Windows 10 dispone de una herramienta para solucionar inestabilidades en el sistema, a la que puedes acceder escribiendo en la barra de búsqueda “Restablecer este PC”. El aspecto de la ventana que contiene todas las opciones de reparación es esta:

1.0 Herramienta recuperación Windows 10.png

 

Después de hacer pruebas con todas las opciones, te recomiendo que no utilices esta herramienta: es muy posible que pierdas muchísimo tiempo y que finalmente no consigas nada.

 

Si quieres reinstalar Windows 10 (tanto si quieres conservar todos tus archivos y programas como si quieres hacer una instalación limpia borrándolo todo) lo primero que tienes que hacer es crear un USB de reparación o instalación de Windows 10. Para ver cómo hacerlo, clica en el siguiente link:

 

5.9 Crear USB reparación Windows 10 | El manitas del PC

Una vez tienes preparado el pendrive de instalación de Windows 10, insértalo en un puerto USB adecuado. Ahora tienes que configurar el arranque de tu PC de manera que la primera unidad en la que tu ordenador busque un sistema operativo sea la unidad USB que has preparado en el punto anterior. Si no lo haces el sistema continuará detectando en primer lugar el sistema operativo del disco duro principal, y será como si el pendrive no existiera.

1. CONFIGURAR EL USB COMO PRIMERA UNIDAD EN EL ORDEN DE ARRANQUE

Para que el USB sea el primer sitio en el que tu ordenador busque el sistema operativo, tienes que reiniciar el PC y entrar en la BIOS (Basic Input Output System) pulsando la tecla correspondiente. En mi caso la tecla es “SUPR”, aunque otras veces es la tecla “F2”, “ESC”, “F9”, etc., dependiendo del fabricante.

El aspecto de mi BIOS es el siguiente:

2.0.BIOS.jpg

 

Aunque la llamo BIOS realmente es una UEFI (Unified Extensible Firmware Interface), que no es más que una BIOS más moderna y avanzada. Para que os hagáis una idea, la BIOS existe desde los años 80 y la UEFI se creó en 2002. La diferencia más notable entre ambas es que en UEFI se puede usar el ratón y en BIOS no. Ambas son firmwares, es decir, una porción de código que está almacenado en la placa base y que comprueba los dispositivos del PC durante el arranque, hasta que le cede el control al sistema operativo.

 

El objetivo es indicarle a este firmware que el sistema operativo lo tiene que buscar en el pendrive que hemos preparado.

Para ello, busca entre las opciones de tu BIOS un texto que diga “Boot”, “Boot order”, “Boot sequence”, “Boot prority” o algo muy parecido. En mi caso se accede pulsando primero en “Settings”.

 

Al hacerlo me aparece esta pantalla:

2.1.BIOS.jpg

 

Ahora clicando en “Boot” tenemos la siguiente ventana:

2.2.BIOS.jpg

 

Observa que en el apartado “FIXED BOOT ORDER Priorities” aparecen 7 opciones. Lo que hace la BIOS es buscar un sistema operativo por orden: primero busca en la "Boot Option #1", luego en la "Boot Option #2" y así sucesivamente, hasta que encuentra una unidad con un sistema operativo arrancable.

 

Tu objetivo es colocar el pendrive que has preparado en la “Boot Option #1”.

 

La forma de hacerlo depende del fabricante de la placa base, en mi caso hay dos opciones:

PRIMERA OPCIÓN

Una forma de modificar la posición en la que se encuentra el USB es clicando encima de éste. En mi caso se encuentra en la “Boot Option #5”, aunque puede estar en cualquier posición.

 

Para localizarlo debes buscar una unidad que contenga las palabras "USB" y "Hard Disk" (no sirve USB Key).

 

Al hacer doble clic sobre la unidad, me aparece la siguiente ventana:

2.3.BIOS.jpg

 

La BIOS pregunta a qué posición del arranque quiero mandar la unidad USB. Clico en la primera posición, ya que es lo que nos interesa. La primera posición corresponde, como es lógico, a la unidad SSD en la que tengo instalado Windows 10:

2.4.BIOS.jpg

 

Con esto ya tenemos el pendrive en primera posición: al reiniciar, el sistema irá directo al USB a buscar Windows 10, ignorando el disco duro principal.

 

La unidad en la que tengo instalado Windows 10 pasa a la quinta posición en el orden de arranque (se intercambian las posiciones, esto es habitual).

SEGUNDA OPCIÓN

Sin necesidad de navegar por los menús de la BIOS, las placas base MSI (y otras) disponen de una opción muy intuitiva para establecer las prioridades de arranque. Esta opción se encuentra en mi caso en la parte superior derecha, donde te indico a continuación:

2.5.BIOS.jpg

 

Hay que localizar el pendrive, hacer clic sobre él y arrastrarlo a la primera posición. Para saber a qué unidad se refiere cada icono, simplemente hay que apuntar con el ratón. Por ejemplo, si paso el puntero por encima del disco que se encuentra en primera posición:

2.6.BIOS.jpg

 

Aparece el texto “UEFI Hard Disk: Windows Boot Manager (Samsung SSD 970 EVO Plus 1TB)” que es el SSD donde tengo instalado Windows 10 y que está en primera posición.

Si paso el puntero por encima del cuarto icono:

 

Aparece el texto “UEFI USB Key: UEFI: TOSHIBA TransMemory 1.00, Partition 1” que es una unidad USB que tengo insertada y que estoy utilizando para grabar los pantallazos que estás viendo.

Si paso el ratón por encima del quinto icono (opción de arranque en quinta posición, recuerda):

2.7.BIOS.jpg
2.8.BIOS.jpg

 

Aparece el texto “UEFI USB Hard Disk: UEFI: Samsung Flash Drive 1100, Partition 1” que es el pendrive que he preparado. Fíjate la diferencia entre ambas unidades USB: en este aparece el texto “Hard Disk” y en el otro no (el icono también es diferente). Esto es porque uno está preparado para arrancar Windows y el otro no.

Ahora no tenemos más que hacer clic sobre el quinto icono y arrastrarlo hasta hasta la primera posición:

 

Y ya tenemos nuestro pendrive en primera posición, que era nuestro objetivo final. 

 

La unidad principal en la que tengo instalado Windows 10 pasa a la quinta posición en el orden de arranque.

 

Ahora solo falta buscar la opción “Save & Exit”, que en mi caso está dentro de “Settings” como puedes ver en la ventana anterior. Te aparecerán varias opciones, selecciona “Save changes and reboot” o algo muy parecido:

2.9.BIOS.jpg
2.10.BIOS.jpg

 

2. REINICIAR Y COMENZAR LA REPARACIÓN O FORMATEO

Al reiniciar el PC, la BIOS ejecutará Windows 10 desde la unidad USB que preparaste.

Te darás cuenta inmediatamente porque te aparecerá la siguiente pantalla:

 

Pulsa “Siguiente”, ahora te aparece una pantalla en la que es muy fácil que tomes el camino equivocado:

3.0.Windows.jpg
3.1.Windows.jpg

 

La opción “Reparar el equipo” te lleva a las mismas opciones que se encuentran en la ventana de recuperación que te mostré al principio de esta página. Olvídate de ella y selecciona “Instalar ahora”. Ahora tendrás que introducir la clave de Windows 10.

 

No te preocupes por tus archivos y programas: introducir la clave no implica que tengas que formatear necesariamente.

 

Una vez introducida la clave que tengas de Windows, pulsa "Siguiente" y te aparecerá la ventana para aceptar los términos:

3.2.Windows-1.jpg
3.3.Windows-2.jpg

 

Aceptas los términos de licencia y te aparece la siguiente pantalla, que es la clave de todos los pasos anteriores, desde la creación del pendrive:

3.4.Windows-2.jpg

 

En este punto debes hacerte la siguiente pregunta: ¿Quieres conservar todos los archivos y programas o quieres borrarlo todo y empezar de cero? Veamos qué implica cada una de las opciones:

ACTUALIZACIÓN

Si quieres conservar todos los archivos y programas debes elegir la primera opción “Actualización”. Con ella se intenta reparar Windows para que deje de dar errores y se conservan todos los archivos, programas y configuraciones que tengas.

PERSONALIZADA: INSTALAR SOLO WINDOWS

Si quieres hacer una copia limpia de Windows, debes elegir la segunda opción “Personalizada”. Con ella se perderá absolutamente toda la información que tengas en el disco principal. Lógicamente, si eliges esta segunda opción es imprescindible que realices una copia de seguridad de tus archivos y de tus programas para poder instalarlos de nuevo una vez termine la instalación limpia de Windows.

¿Por qué existe la segunda opción, si la primera es mucho más cómoda?

 

La respuesta es que, en algunos casos, la primera opción no funciona: en unas ocasiones el PC sigue dando los mismos problemas después de terminar el proceso y en otras la reparación no puede ni tan siquiera llevarse a cabo.

El caso más típico se da cuando el PC está infectado y el antivirus no consigue eliminar la amenaza. Aquí es donde eligiendo la segunda opción se soluciona el problema el 100% de los casos: al eliminar todos los archivos del disco duro también se elimina el virus, por muy resistente y sofisticado que sea.

Si tienes dudas con alguna de las dos opciones, contacta conmigo a través del chat.

¿Te gusta la web?

Dame tu opinión dejando una reseña en Google mediante el siguiente link:

https://g.page/r/CTJmMMNSXDVhEAg/review

www.elmanitasdelpc.com