QUÉ ES UNA WLAN O RED WIFI

 

Una WLAN (Wireless Local Area Network o red inalámbrica de área local) es una red sin cables de pequeño tamaño, como la red de un hogar, que permite que los distintos dispositivos que están conectados puedan comunicarse entre ellos. La tecnología que permite la interconexión inalámbrica de todos los dispositivos que forman parte de la WLAN se llama wifi.

Antena wifi.png

 

 

¿Qué ventajas nos da esta tecnología? En primer lugar, permite la conexión a Internet de un smartphone sin consumo de los datos contratados (también es muy útil en zonas con poca cobertura 4G). La red sin cables nos permite hacer uso de una tablet que no tenga contratada tarifa de datos y nos permite prescindir del cable Ethernet en impresoras, ordenadores portátiles, televisores, etc., haciendo que la instalación sea muy limpia y sencilla, sobre todo cuando no tenemos una conexión RJ-45 en las proximidades del equipo. El inconveniente principal es que la conexión es más lenta y menos estable que si utilizamos un cable. Otro inconveniente importante es que la cobertura es desigual en toda la casa (cuanto más lejos del rúter peor señal). El último inconveniente, y al que menos atención se le presta, es que la información está más expuesta a ser captada por terceras personas. Estos aspectos los trataremos a continuación.

 

Antes vale la pena comentar que el término wifi proviene de la marca comercial Wi-Fi (Wireless Fidelity), propiedad de la Alianza Wi-Fi, organización que cumple con los estándares IEEE 802.11, los cuales contienen todos los detalles e indicaciones necesarias para poder configurar una red wifi con éxito.

Wi-fi_alliance_logo.png

 

 

Desde el primer estándar wifi hasta nuestros días, han surgido muchos avances tecnológicos que se han ido introduciendo en las sucesivas revisiones del estándar IEEE 802.11. Veamos las novedades más importantes que se han ido incorporando y con qué versión del estándar lo hicieron:

 

IEEE 802.11

En el año 1997 el IEEE lanzó la primera versión del estándar 802.11, el cual sirvió de base para la implementación de las primeras redes inalámbricas. La velocidad de transmisión teórica era de 1 Mb/s y hacía uso de infrarrojos para el envío de la señal. Está obsoleta.

 

IEEE 802.11a

Lanzado en el año 1999, funcionaba en la banda de 5 GHz, utilizaba OFDM (Orthogonal Frequency-Division Multiplexing) para la transmisión y alcanzaba una velocidad máxima de 54 Mb/s. El uso de la banda de 5 GHz por primera vez se consideraba un gran avance, ya que la banda de 2.4 GHz estaba (y está) muy saturada. Por otro lado, se comprobó que al ser una frecuencia más alta (longitud de onda más pequeña) se reducía notablemente la cobertura wifi, ya que cuanto mayor es la frecuencia mayor atenuación sufre la señal debido a los obstáculos.

 

IEEE 802.11b

Publicado también en el año 1999, cambió la frecuencia de funcionamiento a los 2.4 GHz, alcanzando los 11 Mb/s. El aumento enorme de rendimiento respecto a la versión anterior, convirtió este estándar como la tecnología WLAN definitiva, a pesar de que al emitir en la muy utilizada frecuencia de 2.4 GHz podía encontrar interferencias con otros equipos.

 

IEEE 802.11e

Introduce varias mejoras respecto al estándar anterior, como QoS (Quality of Service, clica aquí) y FEC (Forward Error Correction). Se mantiene la compatibilidad con los estándares anteriores.

 

IEEE 802.11g

Publicado en el año 2003, es el sucesor del 802.11b. Utiliza la misma banda de 2.4 GHz, incrementando la velocidad de transmisión teórica hasta 54 Mb/s.

 

IEEE 802.11i

Lanzada en el año 2004, se mejora la seguridad de la comunicación wifi, introduciendo WPA2 como uno de los mejores métodos de encriptación (clic aquí).

 

IEEE 802.11n o wifi 4

Lanzado en el año 2009, funciona indistintamente a 2.4 GHz y 5 GHz, alcanzando velocidades teóricas de hasta 600 Mb/s. Se introduce la tecnología MIMO (clic aquí) que optimiza el envío y recepción de la señal mediante el uso de varias antenas. Este estándar es totalmente compatible con todos los anteriores y es el sucesor del 802.11g.

IEEE 802.11ac o wifi 5

Publicado en el año 2013, opera en la banda de 5 GHz y alcanza velocidades máximas teóricas de

1300 Mb/s, incluyendo hasta 8 flujos MIMO y modulación de alta densidad 256 QAM. Es el sucesor del 802.11n.

 

IEEE 802.11ax o wifi 6

Lanzado en el año 2019, opera en las frecuencias de 2.4 GHz y 5 GHz y utiliza OFDMA para el envío de la señal, aumentando así la eficiencia global y alcanzando una velocidad teórica máxima de 10 Gb/s. Es el sucesor del 802.11ac y es totalmente compatible con las versiones anteriores.

Los logos específicos para los estándares más recientes, wifi 4, wifi 5 y wifi 6 son:

Wifi4-5-6.jpeg

 

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LA RED INALÁMBRICA WIFI

 

VENTAJAS

 

Sin instalación

La principal ventaja de una red wifi es que no dependemos de un cable para conectarnos. Esto hace que su instalación y puesta en marcha sea rápida, cómoda y barata, ya que nos ahorramos el tendido y conexionado del cableado, que incluso en un hogar de tamaño medio puede subir bastante de precio, sobre todo si se quieren tirar los cables Ethernet por los conductos para que queden ocultos.

 

Sin conector RJ-45

Otra ventaja de la red inalámbrica es que cuando queramos conectar un equipo no tenemos que localizar antes una toma RJ-45 y un cable Ethernet lo suficientemente largo como para poder sentarnos en algún sitio (algunas tomas están ubicadas con poca fortuna). Para conectarnos a una red wifi podemos sentarnos cómodamente en el sofá, en la mesa de la cocina o en la cama, sin más preocupaciones.

 

Sin problemas para agregar nuevos dispositivos

En una red cableada la cantidad de equipos que se pueden conectar está limitada por el número de conexiones RJ-45 disponibles. Si se desean ampliar las capacidades de la red, será necesario realizar una nueva inversión. En cambio, en una red wifi, agregar más dispositivos no supone ningún gasto extra, aunque siempre habrá que verificar que la capacidad de procesado del router sea suficiente para dar servicio a todos los equipos.

 

Compatibilidad

La Alianza Wi-Fi garantiza la compatibilidad entre dispositivos con la marca Wi-Fi en cualquier parte del mundo, lo cual es una gran ventaja.

 

INCONVENIENTES

 

Velocidad y estabilidad de la conexión

Las señales de radio que viajan por el aire están mucho más expuestas a interferencias electromagnéticas externas (microondas o la wifi del vecino, por ejemplo) que las señales que viajan protegidas por los cables de la LAN. Estas interferencias pueden causar que experimentemos subidas y bajadas en la velocidad de la conexión, las cuales pueden ser un gran inconveniente para jugar on-line, realizar descargas de archivos grandes o instalar actualizaciones de Windows de gran tamaño.

 

Cobertura variable

Las señales de radiofrecuencia que transportan la información desde el router hasta nuestro dispositivo pierden potencia, cuando:

 

-Estamos más lejos del router (la pérdida de potencia es pequeña)

-Hay paredes entre el router y nuestro dispositivo (la pérdida de potencia es más notable cuantas más paredes haya y más gruesas sean).

 

Esta pérdida de potencia se traduce en una conexión más lenta e inestable, lo cual puede llegar a ser desesperante. Una primera solución es instalar repetidores, extensores de red o un router más potente con más antenas. En muchos casos esto no es suficiente y el hogar sigue teniendo problemas de cobertura, siendo necesario recurrir a las redes Mesh, que no es más que una red wifi mallada, que tiene una estación base (el router) y varios puntos de acceso intercomunicados, lo cual proporciona una cobertura más estable y confiable que las soluciones anteriormente comentadas.

 

Seguridad

El inconveniente más serio que tiene una red wifi respecto a una cableada, y al que menos importancia se le da, es la falta de seguridad. Resulta mucho más fácil piratear una señal de radiofrecuencia que una comunicación que viaja por cable, ya que la información es interceptable por cualquiera que se encuentre en las cercanías. Existe software capaz de capturar paquetes de una comunicación wifi, pudiendo llegar a descifrar la contraseña de la red y acceder a ella sin que nos demos cuenta, sobre todo si la red wifi utiliza claves WEP. Es recomendable revisar la configuración de seguridad de nuestro router y comprobar que estamos utilizando el estándar WPA2, mucho más robusto y seguro (haz clic aquí para saber más).

Logo wifi.jpeg

 

Si no te ha quedado claro alguno de los conceptos contacta conmigo a través del chat o mediante Facebook y te ayudaré sin compromiso.